Elementos que componen el esquema y sus funciones.

Emisor: Inicia el ciclo de la comunicación, de él surge la necesidad de poner en
común una idea, elige el código (codifica), el canal y, en ocasiones, el contexto
que rodea el proceso comunicativo.

Receptor: Recibe y decodifica el mensaje, en un momento dado cambia roles con
el emisor aunque puede variar de código y/o de canal. Por ejemplo: en una plática
entre dos personas, los roles de emisor y receptor cambian constantemente y
ambos emplean el mismo código y canal. En el caso de una estación de radio la
emisión se establece por un canal mientras que la respuesta de la audiencia
puede darse por uno diferente, por ejemplo el teléfono.

Mensaje: Es la idea que se desea compartir, razón de ser de la comunicación.
Canal: Medio a través del cual es trasmitido el mensaje, éste puede ser auditivo,
impreso, luminoso, etc., impactando cualquiera de los cinco sentidos del ser
humano.

Código: Conjunto de significados (definición del concepto) y significantes (imagen
mental) que se establece hacia el interior de un grupo. Ejemplos de código son los
idiomas, la jerga que se emplea en algunos sectores de la sociedad, lenguajes
técnicos como el de la medicina, el código Morse o el lenguaje Braile. También es
importante tener en cuenta los códigos sociales, es decir las actitudes y
percepciones sobre distintos actos en una sociedad, ya sea a través de
expresiones corporales o verbales.

Contexto: Espacio físico que envuelve al proceso de la comunicación; por
ejemplo, la temperatura, iluminación, ruidos ambientales, etc.

Retroalimentación: Momento en el que se establece la comunicación, el emisor y
el receptor intercambian roles y se reinicia el ciclo.

A continuación está un mapa conceptual que define los elementos de la comunicación.

About these ads